Salud; toca defenderse

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n. Saber m√°s

Acepto

Salud; toca defenderse

Written by: Super User
Creado: 24 Noviembre 2014
Visto: 528
Salud Toca Defenderse

Ya estamos entrados en época de gripes y resfriados. Niños y ancianos corren el riesgo más alto, pero lo comparten con los deportistas. Nosotros interpretamos que deporte es igual a salud, y que por hacer ejercicio somos más fuertes e invulnerables, pero en contra de ese mito, los deportistas son una población de riesgo que se ven afectados de la misma forma que los otros grupos de riesgo.

Lo cierto es que estamos muy desencaminados, puesto que el ejercicio intenso que no respeta los procesos de recuperación imprescindibles, favorece el debilitamiento de nuestras defensas contra la infección. Volvemos a repetir que, en medicina deportiva, entendemos que el entrenamiento intenso somete al organismo a una profunda crisis que hay que compensar durante el tiempo de descanso. Una de las consecuencias de ese entrenamiento intenso es que, una vez terminado éste, vamos a tener una secreción incrementada de una hormona llamada cortisol. Esta hormona va a permanecer alta unas ocho horas. Durante ese tiempo se ocupará de convertir aminoácidos en azúcar. Este proceso de conoce como gluconeogénesis.

Parte de los aminoácidos provienen de masa muscular (el entrenamiento produce una pérdida inicial de masa muscular) y otra parte, muy importante, proviene de los linfocitos o glóbulos blancos de la defensa. Es uno de los efectos típicos del sobre entrenamiento. Es decir, no estamos sugiriendo que el ejercicio produzca una mayor tendencia de las infecciones, pero indudablemente, si el ejercicio mal compensado, cuando la intensidad de esfuerzo es excesiva, hay demasiados días de entrenamiento, y la dieta y el descanso son insuficientes. Es imprescindible aportar cierta cantidad de hidratos de carbono después del ejercicio. Sabemos que, además, es importante el aporte del aminoácido leucina en forma lenta. Así, en conjunto podemos consumir un batido de proteínas de suero de buena calidad con algo de cereal, tales como avena yteff. La proteína de suero libera lentamente esa leucina mientras se digiere (si damos leucina sola como aminoácido se convierte rápido en glucosa) y sumamos una fuente de hidrato sin fructosa, como son los cereales. En general ese batido se toma 15 minutos después del ejercicio anaeróbico, o 45 minutos después del aeróbico.

El remedio acostumbrado es recurrir a la aspirina, el paracetamol y los antibióticos, habitualmente por automedicación.

Nuestro consejo es que no se recurra a estos fármacos sin la consulta previa del médico, y que, aún así, se empleen exclusivamente en los casos de infecciones graves, para las que el organismo no tenga capacidad de respuesta.

¿Qué otros productos pueden sernos útiles? Nuestra elección se dirige había las sustancias que activan nuestras defensas, de manera que nos hacen más fuertes frente a las infecciones.

La primera medida es descansar. El estado catabólico que sigue al entrenamiento no haría sino retrasar la curación, y es nuestra prioridad que podamos volver al entrenamiento lo antes posible.

En segundo lugar, hay que modificar la dieta. Todo lo que suponga ingerir alimentos con residuos ácidos es perjudicial. Hay que disminuir la cantidad de carne, cerdo, marisco, pan, dulces, alcohol, leche, etc., prefiriendo abusar de líquidos, caldos vegetales, verduras de hoja verde oscuro…

No olvides un suplemento de vitamina D³, responsable de más de 200 factores inmunológicos. También la vitamina C.

Como remedios, la naturaleza no ofrece laechinacea como remedio principal. Puede conseguirse en farmacias y herbolarios, siendo un producto muy seguro y muy efectivo, tanto para los estados gripales como para todo caso de defensas bajas, como para la prevención de infecciones. Más eficaz si lo tomas conpropóleo.

Añadimos vincetoxicum en los casos en los que no eliminamos bien mucosidades, con infecciones contenidas, con poca expresión. LaN-acetil cisteínaconvencional también es eficaz y tiene un impacto positivo sobre nuestras defensas.

Cuando se acompaña de fiebre, mucha mucosidad, sudoración fuerte, etc., preferimos un remedio de hosteopatia llamadomiosotis.Una o dos dosis diarias son suficientes en los estados agudos.

Como prevención se pueden usar una o dos dosis semanales. Y cuando padecemos problemas de garganta es interesante añadirbelladona.

Otro producto de una eficacia terrible es el extracto de hígado y corazón de un pato silvestre, elanas babarie, también en dilución homeopática: una toma diaria de este producto puede solucionar una gripe en dos o tres días si se tiene en casa y se emplea desde el principio de los síntomas.

Por si fuera poco, podemos añadir oligoelementos, en concreto el cobre, y el cobre + oro + plata. Una dosis antes de desayunar nos permitirá volver a los entrenamientos rápidamente.

No dispondrás de unas defensas fuertes si tienes mal tu flora intestinal, pues son las llamadas células M del intestino uno de los principales moduladores de tus defensas. Toma probióticos y prebióticos de calidad. Puedes hacer yogures en casa con keffir, leche semidesnatada y usar stevia como edulcorante.

Si recurres a estos remedios en los primeros momentos de tu gripazo, puedes obtener una curación en un tiempo sorprendentemente breve. La dificultad se encuentra en que no todas las farmacias los tienen en stock, por lo que han de encargarse previamente.

Nuestro consejo es tener en casa al menosechinaceay elanas barbarie, para usar una dosis semanal como prevención, y una dosis diaria desde el primer momento en que, aun así pudieran aparecer los síntomas catarrales.

Si entrenas tu cuerpo, también entrena tus defensas. Si cuidas de no fatigar tus músculos, tampoco agotes tu sistema defensivo.

Dr. Peraita Gómez de Agüero (Licenciado en medicina y cirugía por la Facultad Autónoma de Madrid) – GM Factory entrenadores