Los beneficios del umbral anaeróbico

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n. Saber m√°s

Acepto

Los beneficios del umbral anaeróbico

Written by: Super User
Creado: 24 Marzo 2017
Visto: 194
beneficios del umbral anaerobico

El entrenamiento anaeróbico es aquel que desde el punto de vista fisiológico el organismo trabaja con ausencia o carencia de oxigeno dando lugar a realizar los procesos para la generación de energía activando el metabolismo de las proteínas y de la fosfocreatina, dando lugar a una fase limitada de trabajo

Las sesiones de entrenamiento plateadas sobre el umbral anaeróbico - intensidad fisiológica submáxima crítica a nivel metabólico -, pueden ser las más temidas por los corredores. En el argot del corredor viene a dominarse “entrenamiento de calidad”.

Desde el punto de vista de preparador fisico, es el componente por lo cual el técnico busca el equilibrio entre la carga de trabajo aeróbica y el porcentaje correspondiente de la parte anaeróbica.

Durante el desarrollo de este tipo de entrenamientos, el corredor va  hacer entrenamientos muy exigentes a la vez que va a poder testar su condición física. El atleta puede apreciar una mejora considerable de su capacidad aeróbica pero esto por sí solo no va ser suficiente para poder correr rápido. Si tras un entrenamiento de  alta intensidad, el corredor que ha completado apreciando cambios o mejoras en su rendimiento, sale reforzado psicológicamente al comprobar que los entrenamientos van por buen camino de cara a un objetivo.

Las distancias sobre las que se plantean este tipo de entrenamientos pueden ser desde los 200m hasta los 3000m, tratando de buscar la máxima velocidad posible regulando a su vez el porcentaje de intensidad máxima que conviene para esa serie. No debemos olvidarnos que esta carga de trabajo, va a requerir más horas de recuperación que si de un entrenamiento aeróbico o extensivo se tratara.

Un error a la hora de distribuir estos entrenamientos puede conducir al atleta a un estado de fatiga o de sobre entrenamiento, con las consecuencias que esto último desencadena, elevando las posibilidades de lesión.

La combinación perfecta entre las cargas de trabajo aeróbicas, anaeróbicas, las sesiones de técnica de carrera junto con las de fuerza y aplicando el sentido común, son las que garantizan un resultado positivo.

Cada sesión de entrenamiento persigue un objetivo distinto. Desde mi  punto de vista, conviene investigar cual es la respuesta del organismo ante la carga de trabajo para evolucionar las siguientes sesiones.

Un problema que suscita de forma generalizada entre los deportistas que se entrenan a sí mismo, es que no acaban de tener ese nivel de autoconocimiento para interpretar las sesiones de entrenamiento, lo que da lugar que al día siguiente entrenen de forma equivocada. Una sucesión de entrenamientos en el que predomine el componente anaeróbico sin un nivel de recuperación óptimo, desencadena un nivel importante de sobrecarga muscular.

Son importantes las sensaciones que percibe el atleta durante el desarrollo del entrenamiento de calidad. Cuando el atleta de forma progresiva va asimilando las cargas de trabajo donde predomina el componente anaeróbico, consigue abordar las mismas series plateadas que en entrenamientos anteriores con menos tiempo de recuperación o lo que es lo mismo la densidad del entrenamiento es mayor, significa de forma inequívoca que el atleta va mejorando. De la misma forma el corredor afronta el mismo número de series en menor tiempo. Esto aumenta el nivel de confianza del atleta en sí mismo, su nivel de condición física crece, lo que redunda en el mejor rendimiento de cara a la competición.

 Juan A. Moreno | Entrenador Atletismo

Socio fundador y Dtor. Técnico Trainerweb Zone (éTWN)